Gelatina para diabéticos

La gelatina es un postre que nos gusta a todos. ¿Se imaginan no poder disfrutar de ella por un impedimento médico? Es lo que les ocurre a las personas que sufren de diabetes. Si eres una persona con esta dolencia queremos contarte que sí puedes disfrutar de la gelatina, de su textura y sus exquisitos sabores, pero debes preparar una que sea especial para diabéticos.

Gelatina para diabéticos

Según lo han demostrado diversos estudios científicos el sabor dulce ocupa un lugar importante en la vida de todas las personas; y esta preferencia no exime a aquellos que padecen diabetes. Pero en este caso, dar rienda suelta a este placer puede conllevar dificultades en su salud. No obstante, teniendo ciertas precauciones y sabiendo elegir qué ingerir podemos llegar a disfrutar de los dulces como siempre.

Diabetes y sustitutos del azúcar

Debes saber que la diabetes se caracteriza por un exceso de acumulación de azúcar en la sangre (más precisamente, de glucosa); esto se debe a que el organismo produce poca insulina, que es la hormona encargada de transportar la glucosa a través del organismo a fin de que todos los órganos funcionen correctamente. Las personas con diabetes no consiguen llevar esa azúcar a los órganos y ésta queda en la sangre pudiendo causar muchos problemas. Es por eso que las personas con diabetes deben controlar cuánta azúcar ingieren para mantener equilibrada la glucosa en la sangre.

Una persona con diabetes no necesariamente vive atemorizada; puede llevar una dieta normal siempre y cuando se mantenga atento a los indicios de su cuerpo. Debe cuidarse en la cantidad de grasas que ingiere y colaborar con el normal funcionamiento de su organismo tomando mucha fibra y controlando la cantidad de azúcar que consume.

Sin lugar a dudas, la mejor forma de vivir a gusto con uno mismo es buscando alternativas que nos permitan disfrutar de una vida feliz sin que ello conlleve generarle problemas a nuestro organismo. En este caso, buscar comidas saludables que además sean ricas puede ser una excelente forma de encarar tu diabetes. Ese es el motivo de este post, para invitarte a disfrutar de la gelatina pese a tus problemas de salud.

Para las personas con diabetes existen dos sustitutos del azúcar: sustitutos nutritivos y no nutritivos. Dependiendo del tipo de diabetes que tengamos y de las recomendaciones de nuestro médico, tendremos que consumir más de unos que de otros y evitar otras fuentes de azúcar que nuestro organismo no puede asimilar correctamente.

Los sustitutos del azúcar para las personas con diabetes se caracterizan por aportar las calorías necesarias para elevar la glucosa en sangre y permitir el normal funcionamiento del organismo. Puedes encontrarlos de diferentes formas y existe una amplia variedad de ellos, tales como la sacarosa, la maltosa, el jarabe de maíz y las melasas. Estos son los azúcares presentes en los alimentos de tipo light los cuales pueden ser consumidos por las personas con diabetes.

Gelatina para diabéticos

Receta de gelatina para diabéticos

Debes saber que padecer de diabetes no te impide disfrutar de un buen postre de gelatina; de hecho, con esos sustitutos de los que te hablamos se preparan gelatinas que dan la impresión de llevar azúcar porque ofrecen un sabor muy similar a las otras gelatinas.

A continuación te presentamos una receta de gelatina de fresa exquisita que puedes comer sin problemas. Un postre ideal para esos momentos en los que sientes que si no tomas algo dulce, desfallecerás.

Para preparar esta gelatina necesitarás 2 sobres de gelatina de cereza sin azúcar, 2 tazas y media de agua hirviendo, una taza de agua fría, 1 taza de leche fría (descremada), media taza de frutos rojos (los que te gusten más), y muchas ganas.

  • Vierte la gelatina de cereza en las dos tazas de agua hirviendo y remueve hasta que se unifiquen bien. Después vierte la mezcla en un molde refractorio y reserva en la nevera hasta que se ponga firme.
  • En la media taza de agua hirviendo viertes la gelatina de fresa, la leche y las mezclas bien hasta que se unifiquen. Después la colocas en un molde refractario y lo pones a refrigerar hasta que quede firme.
  • Desmoldas ambas gelatinas y las colocas una encima de la otra. Sobre este delicioso postre puedes colocar algunos frutos rojos a modo de decoración. También, si conoces alguna nata especial para diabéticos puedes aprovecharla al disfrutar este postre.

¡Ahora sólo tienes que saborear este delicioso postre que es fruto de tus manos y que no te traerá consecuencias negativas en tu organismo!

Es muy importante que en la vida tengamos una mirada clara ante las dificultades. Padecer cualquier enfermedad no es agradable porque uno tiende a sentirse diferente del resto y eso no le gusta; no obstante, quedarnos sufriendo tampoco es una buena alternativa para vivir. Así que, comienza a preparar exquisitos postres y no permitas que la diabetes te impida sonreír.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *