Gelatina de colores

 La gelatina es tan increíble que no desentona en ninguna fiesta y cuanto más colorida más protagonista y mejor para los que tengan el placer de probarla.

Muchas veces tenemos invitados en casa y no sabemos por qué postre inclinarlos; porque necesitamos encontrar algo que les agrade a todos. Pues, la gelatina es el postre idóneo ya que en general le gusta a todo el mundo. Además, si nos detenemos a conversar en torno a sus propiedades, no terminamos nunca: es ideal para todas las edades y en cualquier época del año.

Gelatina de colores

Una rica comida se consigue no sólo alcanzando un buen sabor, también parte de la exquisitez está vinculada a los colores y el aspecto de los alimentos. La gelatina es uno de los postres más alegres y virtuosos que existen, y las gelatinas de varios colores son, sin lugar a dudas, una de las perdiciones de los más peques.

¿Has preparado alguna vez una gelatina de muchos colores? A continuación te contamos cómo hacerlo para sorprender a los tuyos en el próximo encuentro familiar.

Receta de gelatina de colores

Para preparar este postre vas a necesitar 4 sobres de gelatina de diferentes sabores, 1 lata de leche condensada6 sobres de gelatina sin sabor y 6 tazas de agua hirviendo dividas en 3/4 partes cada una, y 1/4 taza de agua fría.

  • Coloca en un recipiente pequeño el contenido de uno de los sobres de gelatina saborizado junto con uno sin sabor, agrégale 1 taza de agua hirviendo y cuando notes que ya se ha disuelto el polvo de las gelatinas, colócalo en un recipiente aceitado y déjalo en el frigorífico.
  • En otro recipiente combina la leche con una taza de agua hirviendo.
  • En otro recipiente coloca dos sobres de gelatina sin sabor y el agua fría; espera un minuto y luego incorpórale 3/4 taza de agua hirviendo. Después, viértelo en el recipiente donde tienes la leche condensada. Esta mezcla la utilizarás para separar las capas de los diferentes colores de gelatina.
  • En una taza introduce parte de esta mezcla y espárcela sobre la primera capa de gelatina; de las que preparaste en el paso 1. Coloca en el el frigorífico por media hora aproximadamente.
  • Debes hacer el primer paso para cada uno de los sobres saborizados y coloca la mezcla de leche en medio de cada uno. Refrigerando cada vez para lograr que los colores no se mezclen.
  • Una vez has terminado con el último sobre debes dejar en el frigorífico por una hora.

¡Ya está! Tienes un sabrosísimo postre de gelatina colorida y saludable para chicos y grandes. Una cosa divertida que puedes hacer es cortarla en cuadraditos para ofrecerles a los peques interesantes y brillantes bocaditos para la merienda. ¿Qué te parece?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *