Gelatina de Leche

 Combinar las bondades de la leche con la gelatina es una idea extraordinaria si deseamos ofrecer a nuestra familia deliciosos postres que además de divertidos les aporten a nuestros seres queridos una importante energía.

Las gelatinas de leche tienen la ventaja de ofrecer a quienes la consumen una gran cantidad de calcio, proteínas y azúcares. Ayudan a equilibrar el sistema inmunológico y colaboran con el crecimiento de los huesos y la dentadura. Es muy importante que los niños la consuman porque reciben muchísima proteína. Sobre todo es recomendable para aquellas criaturas que están en etapa de crecimiento; es un aporte inmediato de energía que les ayudará a sobrellevar el día sin sentir el agotamiento.

Gelatina de Leche

Existen miles de recetas con gelatina, sencillísimas de preparar y riquísimas. Muchas de ellas se preparan a base de agua, otras pueden prepararse con leche, siendo éstas mucho más energéticas y aportando más nutrientes a los peques. Además, puedes agregarle nueces, frutas y cereales. Y es que la gelatina es un postre sumamente versátil que se adapta fácilmente a todos los gustos.

A continuación te contamos cómo puedes hacer gelatinas de leche.

Receta de gelatinas de leche

Para preparar esta receta vas a necesitar 1 Lata de leche condensada y una de leche evaporada, 1 lata de media crema, 190 gramos de queso crema, 4 tazas de fresas y 3 sobres de gelatina natural o gelatina sin sabor.

  • Coloca la gelatina en agua fría para que se hidrata y disuelva correctamente.
  • Hierve una taza y media de agua e incorporale la gelatina y revuelve bien para que se mezcle correctamente y no se formen grumos. Luego, deja que se enfríe.
  • Coloca las leches y el queso crema junto con las tazas de fresa en la licuadora y mézclalos bien. Cuando ya tienes un producto homogéneo agrégale la gelatina. Y luego coloca en un molde que puedas refrigerar.
  • Después de tres horas (es mejor si dejas el postre en el refrigerador toda la noche para que se forme bien) puedes desmoldar y adornar con trozos de fruta, nueces o lo que te guste.

¡Ya tienes un deslumbrante y sencillísimo postre para disfrutar en familia!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *