Recetas fáciles de gelatina

A esta altura ya sabes de sobra que la gelatina es una fuente maravillosa de alimentación; además de que es sabrosa. En este artículo te mostramos cuatro recetas sencillas que puedes hacer para disfrutar más de las ventajas de este ingrediente. Además, es perfecta para comidas y fiestas, a las que por cierto, estaría muy divertido presentarse con un kigurumi.

Como ya te lo hemos contado existen dos tipos de fuentes de las que se obtiene gelatina: una es del reino animal, la otra del mundo vegetal marino. A continuación te ofrecemos dos recetas para hacer postres de gelatina de ambos tipos. Para las dos primeras necesitarás esos sobrecitos de gelatina que puedes conseguir en cualquier supermercado; para las otras dos, tendrás que conseguir agar-agar o gelatina vegetal, las cuales pueden valerte si eres vegano o no quieres comer productos de origen animal.

Recetas fáciles de gelatina

RECETAS DE GELATINA ANIMAL

Gelatina de sandía

Para realizar este postre necesitarás una sandía (para extraer el agua de sandía), 1 1/2 taza de agua caliente, 2 sobres de gelatina en polvo, 1 taza de azúcar.

Comienza cortando la sandía a la mitad y quitándole toda la pulpa; puedes ayudarte con una cuchara. Coloca la carne en 1/2 taza de agua caliente para que se hidrate y al cabo de unos 15 minutos licúala bien. Después debes colarla y reservar el jugo que es lo que utilizarás.

Por otro lado, coloca la gelatina en un recipiente profundo, agrégale el jugo de la sandía, el azúcar y 1 taza de agua caliente.

Ahora sí utilizarás las cáscaras. Debes verter la mezcla conseguida dentro de las sandías y plastificarlas. Luego, debes refrigerarlas hasta que cuajen. Es recomendable que las coloques en platos redondos donde encajen bien para evitar que salgan rodando y se desparrame el líquido.

Una vez que han cuajado llegó la hora de disfrutar de este delicioso postre. Puedes cortar las sandías en forma de medialunas o triángulos. Y a degustar un fabuloso postre de sandía.

Si deseas una consistencia más firme puedes agregarle más gelatina.

Cubitos de gelatina

Otra exquisita receta de gelatina que puedes preparar son los cubitos, que puedes servir a modo de copetín en alguna reunión, o simplemente degustar tú misma al volver cansada del trabajo o para cargarte de energías antes de salir de casa.

Para hacerlo necesitarás 1 paquete de gelatina de frambuesa, 12 gramos de gelatina, 1/2 taza de agua caliente y 1 1/2 taza de agua hirviendo, 70 gramos de mantequilla, 400 gr de leche condensada y 1 paquete de galleta de canela.

Primero debes triturar las galletas y dejarlas a un costado. Por otro lado derretimos la mantequilla y luego la mezclamos con los trocitos de galleta. Coloca esta pasta en un molde grande previamente engrasado y refrigérala por unos 2 minutos.

En una taza coloca 1/2 taza de agua caliente y agrega la gelatina; bate bien hasta que esta última se diluya completamente.

Agrega la leche condensada a la gelatina y vierte sobre la pasta que hiciste previamente con la galleta. Vuelve a refrigerar hasta que tenga una buena consistencia.

Ahora prepara la gelatina de frambuesa con 1 1/2 tazas de agua hirviendo. Recuerda que tienes que mezclarlo bien para que se forme correctamente. Una vez hecha súmala a la mezcla previamente refrigerada. Y sólo debes esperar a que se enfríe y cuaje correctamente.

Cuando quieras servir, puedes cortar tu postre en cubitos y colocarlos en bonitas bandejas para darles un toque coqueto y colorido. ¡A disfrutar de las bondades de la gelatina!

Puedes adornar los cubitos con trocitos de fruta.

RECETAS DE GELATINA VEGETAL

Gelatina de frutas trituradas

También puedes preparar postres de fruta y gelatina sin usar productos industriales o de origen animal, para eso puedes utilizar el Agar-Agar, esa gelatina vegetal que se encuentra en algunas algas y que puedes conseguirla en cualquier herbolario en escamas, en polvo o incluso en tiritas.

Recetas sencillas de gelatina

Dependiendo de cómo te guste, puedes hacer esta gelatina con la fruta cortada en trocitos o triturándola completamente. Para realizar esta receta necesitarás 1/2 kg de fresas, 4 cucharadas de agar-agar en copos, 1 pizca de sal marina (opcional), 500 ml de agua y 3 cucharadas de edulcorante o melaza.

Debes lavar las fresas y cortarlas finamente. Luego déjalas macerar por una hora. Coloca el agua en el fuego y cuando esté hirviendo baja el fuego y añade el agar-agar. Comienza a remover para evitar que la gelatina se pegue al fondo del recipiente.

Coloca las fresas en una fuente alargada y vierte sobre ellas la mezcla. ¡Ya está! Sólo debes esperar unas cuatro horas hasta que la gelatina esté lista para ser disfrutada.

Postre colorido de gelatina

Otra forma de preparar un postre de frutas, todavía más sencillo es utilizando 3 cucharadas de agar agar, 2 tazas de zumo de naranja, 1 pera, 1 banana y algunas cerezas.

Debes cortar la fruta en trocitos pequeños y guardarlos.Por otro lado debes mezclar el zumo de naranja con el agar agar y colocarlo a fuego lento hasta que hierva, removiendo con una cuchara de madera constantemente para evitar que se pegue.

Una vez que apagues el fuego espera unos minutos y después incorpora las frutas. Coloca la mezcla en moldes individuales o en un recipiente que te guste y refrigéralo. ¡Al cabo de una hora podrás disfrutar de este delicioso postre de frutas!

Y ahora, ya no tienes excusa para continuar viviendo sin incluir la gelatina en tu dieta; ni siquiera una decisión ética te dejará afuera este fantástico complemento nutricional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *